Hatha Yoga

¿Qué tipo de Yoga practicamos?

En nuestras clases de grupo practicamos Hatha Yoga. Se trata del tipo de yoga más practicado en occidente, utiliza el cuerpo físico como vía de unión y autoconocimiento a través de la combinación de respiración, posturas, relajación e interiorización.

El yoga se adapta a cada persona y a sus circunstancias, por lo que en nuestras clases modificaremos cada âsana (postura) a cada alumno/a, con la ayuda de los soportes adecuados en cada situación.

Esta práctica adaptada nos ayudará a estar en nuestro cuerpo con atención, presencia y conciencia. Así, la realización de âsanas se vuelve una meditación a través de lo físico, uniendo cuerpo, mente y respiración.

Con la práctica de yoga, entre otros de los muchos beneficios, aumenta la flexibilidad y movilidad de nuestro cuerpo, mejora la circulación sanguínea, ayuda a regular el sistema nervioso y endocrino, concilia mejor el sueño, mejora la concentración, nos ayuda a combatir el estrés gracias a la práctica de la atención y mejora la respiración, ayudándonos reincorporar la respiración natural.


¿Cómo es una clase de Hatha Yoga Espira?

Empezamos en silencio, invitándonos a permanecer en el “aquí y ahora”. Se trata de ese momento en el que nos permitimos parar y en el que prepararemos nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra respiración para ese momento del día en el buscamos conectar con nosotros mismos.

Continuaremos con movilizaciones, en función de la propuesta de cada clase, en las que iremos de menos a más, que nos llevarán a despertar nuestro cuerpo y a tomar conciencia de cómo lo encontramos; hasta llegar a un movimiento más dinámico gracias a la práctica de vinyasas, que son una serie de âsanas (posturas) enlazadas al ritmo de la respiración que proporcionan la parte aeróbica a la práctica, como Surya Namaskar (Saludo al Sol).

Luego pasaremos a la práctica de âsanas (posturas), donde trabajaremos diferentes aspectos, como la flexibilidad, la fuerza, el equilibrio, descompresión discal o cualquier otro aspecto que se considere adecuado para el grupo.

Para finalizar, unos momentos de relajación en savâsana, donde nos abandonaremos al descanso y aprenderemos a simplemente estar, permitiéndonos no hacer.
En función de cada propuesta, también se incluirá la práctica de prânâyâma (ejercicios respiratorios) y/o meditación guiada.

Se trata de grupos reducidos, en los que se busca una atención muy personal y en los que la práctica se adapta a cada uno, hayas practicado previamente o sea tu primer contacto con el yoga. También en función de tus molestias, dolencias o patologías (previa evaluación por parte de un especialista de la salud), si tienes alguna.

Para cualquier duda o más información, acércate a nuestras instalaciones o ponte en contacto con nosotros.